Proyectos anteriores

Manuela Gandarillas

Manuela E. Gandarillas es un Centro de Rehabilitación para niños y adolescentes ciegos, fundado en 1942 y situado en Cochabamba, Bolivia. Está diseñado para proporcionar a dichos niños y adolescentes servicios de rehabilitación visual e integración dentro del sistema educativo formal, buscando impulsar la accesibilidad y asistir a los estudiantes en la adquisición de independencia.

Con esto se pretende ayudar a estos jóvenes ciegos a desarrollar las capacidades y herramientas necesarias para volver al sistema regular de educación y a integrarse dentro de la sociedad, a través de la rehabilitación, educación, atención temprana, trabajo social y talleres.

Actualmente el centro ayuda a treinta y cinco niños y adolescentes, de los cuales veinte son residentes permanentes y quince son externos (los primeros vienen de áreas rurales de Bolivia). Estos jóvenes son ciegos por varias razones. Tenemos un equipo permanente de doce personas, cuatro de las cuales también son ciegos, incluyendo al director del centro, Nicómedes Flores Martínez. Manuela Gandarillas se mantiene en su totalidad de donaciones y ayudas, y una pequeña tasa anual pagada por cada estudiante, ya que no es una organización gubernamental. Cuando Tessa Henwood – Mitchell, fundadora de TIA International Aid, pasó un tiempo en el centro en 2008, pudo ver que allí habían muchas oportunidades perdidas debido a la carencia de financiamiento. A través de TIA, tenemos la posibilidad de trabajar en colaboración con el equipo del Manuela Gandarillas y financiar proyectos para proveer a los estudiantes de oportunidades para mejorar su perspectiva de futuro y desenvolver todo su potencial, para transformarse en miembros independientes y exitosos de la sociedad boliviana.

 

Proyecto del Área de Música

Este proyecto está centrado en la educación y entrenamiento de jóvenes ciegos y con visión reducida en el campo de la música. La idea detrás de este proyecto es la de capacitar a los jóvenes del Manuela Gandarillas proporcionándoles herramientas musicales especializadas, lo cual acrecenta sus opciones de futuras oportunidades en un puesto de trabajo. La música es algo de lo que todos deberían poder disfrutar, sin importar su nacionalidad, género, edad o religión. En TIA International Aid, y del mismo modo en el Manuela Gandarillas, creemos que esto debería incluir también a aquellos con discapacidades visuales.

Desde abril de 2009, hemos contratado a dos capacitados profesores de música, quienes de manera permanente, durante 4 horas a la semana, trabajan con los niños y adolescentes en el Manuela Gandarillas en las áreas de voz, flauta dulce, ritmo y teoría. Cuando Tessa volvió en julio de 2009, pudo ver el maravilloso resultado que el trabajo había dado solo después de unos pocos meses. Los estudiantes han aprendido ya mucho de las clases, y algunos de ellos quieren empezar una banda. Para facilitar esto, TIA compró para estos estudiantes un bajo eléctrico, que ellos pidieron para empezar su banda. La determinación y voluntad de estos estudiantes son extraordinarias, y este proyecto les ha permitido no solamente enseñar su creatividad y expresarse a sí mismos, sino que también mejora el proceso de rehabilitación, proporcionándoles herramientas que puedan llevarlos a un potencial empleo.

 

Proyecto del Laboratorio de Computación

Debido a la creciente dependencia de la tecnología en la sociedad boliviana, son requeridas más aptitudes técnicas en el mercado laboral, lo cual nos preocupa, ya que los estudiantes  del Manuela Gandarillas serán dejados de lado y estarán más desaventajados. Por lo tanto el centro está mirando hacia las nuevas tecnologías, que permitirán a los estudiantes funcionar más fácilmente.

El objetivo del centro es parar la dependencia que a menudo existe entre los discapacitados visuales y sus educadores, para asegurar que el estudiante es independiente haciendo sus tareas y en otras áreas de su estudio. El uso de las ayudas tecnológicas actuales es fundamental para permitir el proceso de un estudio independiente.

Por lo tanto, TIA ha trabajado junto con el Manuela Gandarillas para crear un programa cuyo objetivo es equipar el centro de rehabilitación con un laboratorio de computación y un programa de entrenamiento (cursos). Hemos provisto el centro con 6 computadoras de sobremesa, en las cuales hemos instalado una programa de lectura especializada de la pantalla llamado JAWS, desarrollado para usuarios cuya pérdida de visión les impide ver el contenido de la pantalla. JAWS lee en voz alta el contenido de la pantalla del PC.

También les hemos comprado una impresora en Braille, permitiéndoles imprimir grandes volúmenes de texto y así sustituir la laboriosa y lenta tarea de crear textos en Braille a mano, o en una máquina de escribir.

Este proyecto comenzó a finales del 2010, cuando Tessa volvió a Bolivia por tres meses en verano. Junto con el centro, estamos trabajando en la manera de hacer de este proyecto un proyecto sostenible y nuestro objetivo es encontrar una manera de que el centro tenga una financiación constante, para ser una red segura, en caso de que surja cualquier problema técnico con el equipamiento.

 

 

Centro Q’anchay (ex-Ciudadela SEDEGES)

Este orfanato es el lugar donde Tessa, la fundadora de TIA, trabajó durante su primera visita en 2008. Es un orfanato de funcionamiento y fundación gubernamental, dando alojamiento a hasta 85 niños, cuyos rangos de edad van de los 0 a los 14 años. Los niños viven en 6 casas, aproximadamente 14 niños en cada una de ellas. Hay una mujer trabajando en cada casa para cuidar de los niños. Cada casa tiene un área de comedor, dormitorios, baño y sala de estar. La mayoría de los niños que viven en el orfanato vienen de familias que no pueden asumir su cuidado, o familias donde existe el abuso y/o alcoholismo. Muchos de ellos han enfrentado enormes privaciones y han experimentado traumas que ningún niño debería experimentar nunca.

Se producen constantes olas de piojos en el hogar, y las condiciones higiénicas son muy escasas, lo que significa que los niños enferman constantemente. La falta de personal y el cambio constante de administración supone para los niños la carencia de estabilidad, apoyo y cuidado. Su desarrollo está muy por detrás de la de los niños en ambientes más estables.

El proyecto de Agua

A lo largo de los últimos años el sistema de aguas en el hogar se ha ido deteriorando. Llegó al punto en que no había agua corriente en ninguna de las casas en las que vivían los niños y el agua que salía de los grifos en el resto del centro era negra y contenía químicos peligrosos. TIA International Aid se asoció con Projects Abroad, Escuelita Cochabamba ( organización con base en Alemania), y BridgIT Water Foundation, para sustituír por completo el sistema de aguas y proveer agua corriente limpia a todas las casas y edificios dentro del centro.

En enero de 2011, un grupo de voluntarios a través de BridgIT y Projects Abroad, junto con el financiamiento aportado por TIA, BridgIT, Projects Abroad y Escuelita Cochabamba, trabajaron juntos para remodelar el sistema de agua en el orfanato. Tessa, la fundadora de TIA, también estuvo presente en esta ocasión, y todos trabajaron en equipo para completar el trabajo en menos de un mes! Ahora los niños tienen agua corriente en todas las casas y su estado general de salud y bienestar aumentarán exponencialmente!

Asistencia Médica

A principios de 2009, TIA International Aid tomó contacto con Escuelita Cochabamba e.V., una organización alemana sin fines de lucro que también trabaja con Centro K’anchay para ayudarles a pagar el salario de la médico que trabaja con los niños en el orfanato. TIA se comprometió a pagar 4 meses del salario de la médico. La Doctora Moran era una pieza indispensable para el orfanato, asegurando que los niños reciben chequeos médicos regulares y son tratados de todas las enfermedades que contraen. La salud de los niños es de fundamental importancia y es vital que aprendan hábitos saludables, lo que la Doctora Moran promovía y fomentaba. TIA también proporcionaba a la Dra. Morán suministros médicos para posibilitar el tratamiento eficaz de los niños.

Programa de Nutrición

Preservando la integridad de la nutrición y la salud de los niños, su desarrollo intelectual y su comportamiento se verán mejorados de manera directa e indirecta. Trabajamos directamente con Silvia (una de las educadoras empleadas en el nivel preescolar, dentro del orfanato) para desarrollar este proyecto.

Los objetivos específicos fueron:

  • Desarrollar principios de higiene y cuidado alimenticio. Desarrollar hábitos alimenticios positivos
  • Aconsejar sobre ingredientes y contenidos de las comidas
  • Fomentar el cuidado, la concentración y el desarrollo del control motriz, la autoconfianza y la responsabilidad.

Para implementar este proyecto hemos proporcionado un refrigerador y un horno. Silvia ha llevado a cabo el proyecto y nos ha comunicado que los niños están mostrando grandes progresos en su aprendizaje.

 

CEA San Jose

Guardería Hogar Nidito

Se ha dado un aumento en las tasas de madres solteras o madres adolescentes que acuden a clase en el CEA llevando a sus hijos pequeños. Esta situación originaba tanto el descuido de los niños, como la interferencia de las clases, interrumpiendo el aprendizaje de las madres como el de toda la clase. Por esto TIA, en colaboración con el equipo y los estudiantes de CEA, desarrollaron el Proyecto Hogar Nidito como solución para este problema. Hemos creado una guardería en conjunto con el CEA para cuidar de los hijos de las estudiantes (aproximadamente 5-10) que asisten a clases en el CEA, para poder facilitarles a las estudiantes un mejor ambiente de estudio, sin interrupciones, y un ambiente más estimulante y cuidadoso para los niños.

Desafortunadamente después de un año llevando a cabo este proyecto, lo tuvimos que dejar. Era una decisión muy difícil, pero hubieron problemas con la sostenibilidad del proyecto y que CEA no estaba cumpliendo con sus responsabilidades entonces con la dirección de CEA hemos tomado la decisión de cerrarlo.